CARMELO PATTI: VINOS DE CULTO.

Uno podría pasar por la puerta de la bodega de Carmelo Patti sin siquiera sospechar que en el interior se encuentran algunos de los mejores vinos del país.

 

carmelo patti 37

No es lujosa, ni tiene un renombrado restaurant en su interior. Tampoco hay un cartel que la identifique, pero sin embargo, gente de distintas partes del mundo pasan a conocer a Carmelo Patti y sus vinos.

“Hay unas macetas grandes de madera en el frente”, nos indico Carmelo para guiarnos por una antigua construcción con un amplio ingreso que lleva hacia la planta de su bodega.

carmelo patti 20

El propio enólogo nos recibe, como recibe a todo aquel que lo visita. No hay un responsable de marketing ni un sommelier que nos hable de los vinos que producen en El Lagar, aquí es el propio Carmelo quien nos transmite y contagia su pasión. Nos habla de sus creaciones como si tuvieran vida propia, acunando las botellas como si fueran seres vivos encomendados a nosotros para que los cuidemos y les demos un destino apropiado. Y uno sale del recorrido pensando que en realidad es así.

Es que el vino es un producto vivo, que evoluciona y cambia, desde la selección de las uvas, pasando por su elaboración, el embotellado y su guarda. No quedan dudas de que lo que llevamos en nuestro poder es el final de una cadena de amor por la tierra, por sus frutos y por el trabajo aportado.

carmelo patti 46
En el salón que oficia de sala de degustación, junto a notas, premios y obsequios, hay unos grandes libros de visita, incontables frases de cariño y respeto dejadas por personas de todo el mundo. “Quiero volver cuando sea grande a probar sus vinos”, escribe un niño de 11 años que visito la bodega con sus padres. Y Carmelo recuerda frases y situaciones mientras pasa las grandes páginas y nos cuenta: “estos son un matrimonio de Brasil. Aquí está el mensaje que me dejo un contingente de Alemania. Aquí es de cuando vino gente de Dublin”, comenta mientras señala en la extensa lista, mensajes escritos por los visitantes. Incluso tiene un grupo de fanáticos alemanes que viene todos los años y en su última visita llevaban puestas camisetas con la foto de Carmelo Patti, ese tipo de fidelidad genera este gran enólogo argentino.

carmelo patti 38
En la degustación probamos sus tres vinos tintos: Malbec 2013, Cabernet Sauvignon 2005 y el Gran Assemblage 2008 (47% Cabernet Sauvignon, 25% Malbec, 19% Merlot y 9% Cabernet Franc). También elabora un exquisito Espumante (50% Chardonnay y 50% PinotNoir).

La elaboración, el embotellado, inclusive el etiquetado son totalmente artesanales. Cada partida tiene su fecha de envasado, así como cada botella tiene el nro impreso en la etiqueta junto con la cantidad de botellas de la partida.

carmelo patti 16

“Este estará muy bien en 2019-2020”, señala Carmelo refiriéndose al Malbec 2013. “En ese momento será muy diferente a lo que probaron hoy”, comenta.

Nos explica cuál es la temperatura ideal para tomarlos, como enfriar los vinos utilizando el decanter y a regular la temperatura con la propia copa. También como controlar los corchos para saber si el vino está en buen estado y cuál es el método que utiliza para guardarlos, con cajas especialmente diseñadas para que puedan ser reutilizadas y apiladas apropiadamente.

carmelo patti 18

En una charla amena, pasamos por temas como guarda, descorche, algunos pequeños secretos a la hora de retirar un corcho sin dañarlo y por qué suelen dar un poco de trabajo. Carmelo es de esas personas que disfrutan tanto lo que hacen como compartir esa pasión con los demás y se preocupa de que conozcamos todo lo posible, para que llegado el momento de probar sus vinos, sepamos cómo tratarlo y apreciarlo.

Me entrega una de sus botellas y me comenta que me dejó un consejo en su etiqueta: “Beber en 2019”, dice la frase junto a su firma. “OK, tengo que volver así la descorchamos aquí y comparamos”, le sugiero. A lo que respondió que sería un placer.

carmelo patti 2

Nos despedimos y nos quedamos con su sonrisa amable, su calidez de tipo sencillo y con muchas ganas de volver a escucharlo hablar, no solo de vinos. Y es que Carmelo es de esas personas con experiencias de vida tan ricas, que da gusto escucharlo.

A pesar de tantas recomendaciones sobre visitar a Carmelo Patti nunca pensé encontrarme con una experiencia tan grata. Una parada obligada si pasan por Mendoza.

Carmelo Patti:

Forma parte de “la vieja guardia”, como le llaman los entendidos, junto a Ángel Mendoza, Walter Bressia y José Luis Mounier, creadores de vinos que comenzaron trabajando en reconocidas bodegas y llegaron a convertirse en autores de culto por la calidad de sus vinos. Hoy poseen sus propias marcas y bodegas.

Nacido en Italia desde chico vivió inmerso en el mundo del vino, su abuelo y su padre hacían vinos para la familia. A los 19 años se recibe de enólogo y comienza a trabajar en pequeñas bodegas y desde 1982 hasta 1994 fue responsable técnico en Bodegas Pérez Cuesta, donde comenzó elaborando sus vinos cabernet sauvignon y malbec, 100 % varietales. En 1998 compra su propia bodega, El Lagar (fundada en 1945). Carmelo selecciona sus uvas de productores de la zona de Perdriel, Lujan de Cuyo, de las cuales nacen los 3 productos tintos que elabora.

Por: Luis Rampazzo
2d76cefc-bae8-4325-aa59-a15f4f3f21d2

Compartí esta Publicación

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Deja un comentario

2 Comentarios

  1. Carolina
    Carolina
    16 julio, 2017 a 12:21 pm Responder

    Hola! Tendrías el contacto de la bodega para poder llamarlos? Gracias!

    1. Luis Rampazzo
      18 julio, 2017 a 1:35 am Responder

      Hola Carolina, te envié los datos por correo. saludos