Conociendo el Almacén Verona, desde los ojos y el corazón de Laura Monje

Bodegón:

  1. Pintura que representa una composición de comestibles, utensilios usuales y seres inanimados

  2. Tienda donde se guisa y dan de comer viandas comunes.

Dejemos por un rato de lado la idea de que el tiempo puede ser medido, no puede.

verona 14

Ubicación:
Es en el paraje Chaco Chico o Chaquito, que no tiene nombre verdadero, ni fecha de fundación, era una aldea aborigen,  lugar de paso hacia Monte Vera, antigua posta del Brigadier Gral. Estanislao López, quien pasaba a descansar a su casa de fin de semana y allí se detenía para luego continuar, recorrido conocido como “ La vuelta del Brigadier” .

-“Esto parece el Chaco, pero más chico”- dijo un caudillo, bautizándolo.

No llega a 100  habitantes, tiene escuela, panadería, una alameda y esta reliquia:

 verona 3

EL ALMACEN  VERONA

 Herencia familiar:

Cuando en el año 1922 el italiano Angelo Valetti, gringo “cerrado y austero”  proveniente de Verona, desembarcó en el puerto, de bienvenida  le robaron todo lo que traía. De ahí su desconfianza por el criollo, que hizo que al fundar el almacén en 1938 no quisiera atenderlo para no lidiar con él, dejándolo en manos de su primo.

Luego, diez años más tarde, su hijo, Paulino Valetti toma el mando del local, a quien se le sumaría a su vez Orlando Jesús, su hijo, quien hasta nuestros días, con su esposa e hijos, se encargan de abastecer las panzas y las  almas de los lugareños.

verona 13

En Verona (Italia) Angelo hacia vino y con lo que sobraba hacia grappa “una bebida blanca transparente muy parecida a la ginebra, pero mas fuerte” nos cuenta Jesús “..cuando llegó conoció la caña tacuara en la zona; se deja secar, se muele y se pone un mes a macerar en agua, después se saboriza con ruda” , él lo sigue haciendo, con la receta de su abuelo, que fuera la de su padre, también la saboriza con miel, o con chile.
 verona 16

 “Caña con ruda es un remedio ecológico, es un popular sortilegio de este tiempo. Circula como el rumor, seduce porque es el emergente de lo que la gente cree y autojustifica cada uno a su manera”.

Julia Norma Catalano en el libro «Caña con ruda»

verona 8

La tradición de la caña con ruda tiene origen en los guaranies que ya conocían las capacidades de la ruda macho para la medicina, utilizándose contra parásitos y malestares estomacales. También era usada para calmar el ardor y la irritación de picaduras de bichos y alimañas.

Además, existe una creencia popular que considera a la ruda como un conjuro contra la envidia ajena y la mala suerte, por lo tanto, la bebida es considerada para «espantar los males del invierno». Los guaraníes creían que en el mes de agosto se producían muchas muertes por el frío y las lluvias, creándose la caña con ruda como remedio contra esto.

Según la tradición, cada 01 de agosto al levantarse y en ayuna se toma tragos de caña con ruda (generalmente tres) para atraer la salud y la suerte y alejar los maleficios. La fecha coincide con el día de la Pachamama, celebrado en América del Sur.

verona 2

En este lugar también “…se guisan viandas comunes”, se cocina honestamente. Jesús se esmera en las tablas de fiambres, que se pesan a la vista del comensal, fiambres y quesos caseros, de muy buena calidad son los ingredientes estrellas, mi favorito el queso verde, un queso gigante de albahaca y ajo. Los encurtidos y conservas también son preparados por él; de porotos, de aji picante, hongos, pepinillos que son exhibidos en grandes frascos para formar parte, luego de las mismas tablas con panes bien caseros.
Las empanadas fritas las hace Mariela, su esposa, excelentes.

Los fiambres para los sándwiches también pesados a la vista.

Con reserva previa se pueden degustar Carbonadas en Zapallo, Cazuelas de Cordero, Pastas con estofado y el tradicional asado.

verona 15
Está abierto todos los días, menos los domingos a la tarde, pero este domingo víspera del 01 de agosto a la tarde hay un festival folcklórico, ya está lista la caña, los lugareños ofrecerán como cada año su primer vaso al suelo, como agradecimiento a los frutos recibidos y por recibir.

verona 1

Oficia de registro del pueblo y de la humanidad, fotos de sus habitantes decoran sus paredes, herramientas de trabajo antiguas, se recrea la esencia de la aldea, entre comestibles, caramelos, productos de primera necesidad, frutas y verduras

 

verona 4

Muchas vidas ha vivido un longevo Almacén de Ramos Generales en sus 78 años, portal mágico donde convergen culturas, hoy punto de fuga de jornaleros y sibaritas.

Por:  Laura Monje 
laura

Compartí esta Publicación

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Deja un comentario

8 Comentarios

  1. Esteban trujillo
    Esteban trujillo
    29 julio, 2016 a 10:39 am Responder

    Excelente informe!!! He pasado en algunas ocasiones por ahi y me preguntaba sobre la historia de ese lugar. Muchas gracias Laura!!!

  2. Estela
    Estela
    29 julio, 2016 a 5:29 pm Responder

    como hago para llegar soy del barrio el pozo

    1. Luis Rampazzo
      29 julio, 2016 a 7:40 pm Responder

      En la publicación de Almacén Verona se encuentran todos los datos de contactos y la ubicación: http://www.saborsantafe.com.ar/listing/almacen-verona/

  3. amelia costa
    amelia costa
    29 julio, 2016 a 11:40 pm Responder

    Hola Laura, me atrevo a hacer una corrección a tu biografía, el nono Angelo y la nona Rossi como los llamábamos, llegaron a Santa Fe en el año 1927, lo digo con conocimiento de causa ya que mi papá llegó un año antes… el 26 de marzo de 1926…. junto a dos amigos , NENO y QUECO, Angelo, la nonna, sus hijas Paulina y Aida llegaron a Santa Fe y fueron a vivir con mi papá donde ahora es la Plaza 9 de Julio, donde se hicieron su ranchito y fue ahí donde le robaron a ellos y a mi papá. Después cada uno fue haciendo su camino, pero la amistad siguió de por vida, tal es así que Paulino que nació en Santa Fe era ahijado de mi papá, y domingo por medio íbamos al Chaquito a almorzar porque mi papá decía que era su familia. Tal vez Aida se acuerde de las fechas exactas. Tanto mi papá, como ellos que llegaron al año siguiente viajaron en el PRINCIPEZA MAFALDA, que cuando regresaba a Italia en el año 27, a la altura de Brasil naufragó. Espero que no tomes a mal este comentario, me encanta la impronta que le da Orlando al almacén y ya voy a andar por ahí cuando haga un poquito de calorcito, porque como veras tengo mis añitos y por ahora estoy un poco guardada

    1. Laura Monje
      Laura Monje
      31 julio, 2016 a 10:09 pm Responder

      Gracias Amelia, gracias por lo que nos contás! Esta nota le fue hecha a Orlando, la memoria se crea entre muchos, así que todo nutre. Cariños!!!!

  4. Stella Madrid di Fusco
    Stella Madrid di Fusco
    30 julio, 2016 a 1:29 am Responder

    Muy interesante! Hay que promocionar estas cosas nuestras, una tradición del lugar.

  5. Pablo Adrián Acosta
    Pablo Adrián Acosta
    25 agosto, 2017 a 12:50 am Responder

    Laura, no pude contener las lágrimas al leer tan pormenorizado relato de este viejo almacén, el que llevo en mi corazón, largas charlas que tuve con Don Paulino me vienen en este momento… gracias por un aporte tan bonito, GRACIAS LAURA!!!!

  6. Susana Lassig
    Susana Lassig
    29 octubre, 2017 a 9:48 pm Responder

    Voy a ir!!!!!!