Nos merecemos buenos vinos, por Daniel Sosa Carthery

En ésta primera nota para mi amigo Luis Rampazzo, quien hace un gran trabajo por la gastronomía en Santa Fe, quiero manifestar lo que nos ocurre a muchos amantes del buen vino (winelovers), al sentarnos a almorzar o cenar en un restaurant, y ésta,  se asocia a la carta de vinos que el lugar propone y  al servicio asociado a esa carta.

daniel 1

Antes que nada debo reconocer que algo está cambiando en Santa Fe. Está creciendo en el consciente colectivo el conocimiento por el mundo del vino, cada vez hay más adeptos a las clases de Sommeliería, sea por salida laboral o simplemente por mayor conocimiento y así disfrutarlo mucho más, no es necesario como muchos equivocadamente dicen: ser alcohólico, para convertirse en un eximio catador, todo lo contrario, muy lejos de eso.

Pienso siempre en el lugar que ocupan las botellas, que no estén al lado de un horno o en la cocina que hay altas temperaturas, que estén bien estibadas(muchos tienen su vinos acostados, rotándolos un ¼ cada mes, como corresponde) en un buen lugar, fresco y a la vista del público, no todos los restaurants pueden tener cava de vinos bajo tierra, hoy día muchos invierten en cavas eléctricas, que a decir verdad mantiene la temperatura apropiada, pero confiemos que la alta humedad de nuestra ciudad hace un bien trabajo para estiba, recuérdese que en Mendoza en las cavas de vinos utilizan humidificadores o aspersores para ocasionar la tan mentada humedad.

receta 6 900px

Referencia: tintos jóvenes o varietales no deben pasar nunca los 14-16°C, llegando a los 18°C solo para aquellos tintos con crianza en barrica (Reservas o Gran Reservas). En el caso de los blancos, las temperaturas razonables de servicio van desde los 10-12°C y los espumosos deben ser servidos a temperaturas de 6°C a 8°C. manteniéndolos en fraperas, anímese y solicítela al mozo si no la trae con el vino, en Santa Fe, hace calor hasta en invierno.

Deseo que moza o mozo, traiga y exiba la botella, que respete lo que lleva dentro, que la etiqueta esté limpia y sana, que la cápsula esté en condiciones, porque no es un adorno y cumple una función importante de protección e higiene del corcho. Que haga un descorche cuidado, no protocolar, descorchar el vino en su presencia siguiendo la secuencia: exhibición, corte de capsula, descorche y exhibición del corcho. Un detalle más: el corcho debe permanecer en la mesa ya que forma parte fundamental de la historia de esa botella. A muchos nos gusta oler el corcho eso nos detalla calidad y cuidado de estiba del vino y que obviamente, y como debe ser, pregunten quien prueba el vino(para no tener problemas con el Inadi vió), para así observar que está en condiciones y no que dejen la botella y se vayan como me ha ocurrido.

daniel 2

En la medida de lo posible, que pueda disfrutarlo en un copón de cristal, muchas veces ocurre que ponen copas de vidrio grueso, porque consideran que el público en su gran mayoría, no sabe de vinos y que pide esas 3 o 4 marcas comerciales que hacen publicidad televisiva, que se encuentra en supermercados y en restaurantes de norte a sur y de éste a oeste de nuestro país.

Respecto al tema precios, que quede en el olvido esa famosa regla que deba beber agua mineral porque degüellan con el precio de la etiqueta. Vale mencionar que hay muchos restó en especial que tienen precios acotados de vinos boutique (pequeñas grandes bodegas) o de garaje como mencionan en Europa. A esto sumar que hay muchas y buenas pequeñas vinotecas que hacen un gran trabajo con sus clientes: los restó o restaurant, con presentaciones de grandes bodegas o bodegas boutique, con maridajes maravillosos, muchos de ellos acompañada de Sommmeliers, profesionales en la comunicación del vino, contándonos sobre la bodega, su historia y relatando notas de cata en color, olor y sabor, guiando sutilmente al comensal.

Quienes nos movemos en el mundo del vino tenemos conocimiento de precios y herramientas vía web al alcance de todos, pero no debo dejar de recordar en restarurant X, el precio no coincidía con el de la carta. Pero vale mencionar que fuimos hasta enero 2016, 5to productor mundial de excelentes vinos hacia el mundo, en éste año pasado caímos al 9no lugar dada la baja recolección de buenas uvas por la impredecible situación climática de haber sido el año más lluvioso en la historia vitivinícola argentina, llevando la cosecha a solo un 60% del total y catapultando los precios de los buenos vinos a la estratósfera, jamás y con la inflación de un 800% de 2012 a esta parte los vinos acompañaron la inflación en esos índices.

Volviendo al tema que nos ocupa, no es capricho, ni snobismo, no mi estimado lector, es respeto por el vino y por su historia. Nos merecemos buenos vinos para maridar nuestro almuerzo o cena y si no conocemos de vinos, pidamos sugerencia al camarero, muchas cartas sugieren maridaje armado por expertos Sommeliers, anímese a probar vinos nuevos, salga de lo común,  que una salida de casa, sea realmente… celebrar la vida… Salud!!!!!

Por: Daniel Sosa Carthery-Sommelier
daniel

Compartí esta Publicación

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Deja un comentario